Adquirir una vivienda marca un momento crucial en la vida de cualquier persona. Sin embargo, cuando la propiedad deseada aún no está construida o se encuentra en fase de construcción, es crucial tomar ciertas precauciones para evitar posibles problemas en el futuro. Sigue leyendo hasta el final para conocer todos los detalles

La Letra Pequeña Importa

En las etapas iniciales, examina minuciosamente el contenido de la publicidad, ofertas o promociones. Estos documentos detallarán información crucial como datos, características, condiciones de construcción, ubicación, servicios e instalaciones, junto con los términos de adquisición. Es imperativo tener en cuenta que cualquier discrepancia entre la publicidad y la propiedad real puede impugnarse legalmente bajo la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. La publicidad engañosa no es aceptable, y los consumidores pueden responsabilizar al promotor por lo prometido inicialmente, incluso si no está explícitamente establecido en el contrato de reserva o compra.

Exigiendo Transparencia

Antes de sellar el trato, el promotor debe proporcionar al comprador los planos de la vivienda, el diseño de la red eléctrica, las especificaciones de calidad y una copia de la licencia de construcción. Esto garantiza transparencia al comprador con una comprensión integral de su inversión.

Asegura tus Pagos

Al adquirir una propiedad en construcción, es habitual realizar pagos durante la obra a cuenta del precio final. En este escenario, insiste en que el promotor proporcione información sobre los métodos de pago aceptados y emita un recibo por las cantidades acordadas. Estos pagos anticipados deben estar protegidos. El contrato de  compra debe especificar la obligación de reembolsar estas cantidades junto con los intereses legales si la construcción no comienza o si no se obtienen los documentos administrativos necesarios para la habitabilidad.

Salvaguardias Financieras: El Escudo del Comprador e Inversor

Los pagos de los compradores deben estar garantizados mediante una fianza, generalmente en forma de aval, asegurando el reembolso de estas cantidades. Esta garantía establece una cuenta independiente de la del promotor, permitiendo al comprador depositar sus pagos de manera segura.

El Tiempo Corre: Conoce tus Derechos al comprar en Palma

Después de la venta, el comprador tiene un plazo de diez años para presentar una reclamación contra el promotor por deficiencias estructurales, vicios o defectos constructivos que afecten a los elementos estructurales del edificio (cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga). Se otorgan tres años para defectos que afecten a la habitabilidad del edificio o sus elementos constructivos. Además, el comprador tiene un año, exigible solo al constructor, por defectos en los acabados de la obra.

Puede resultar tedioso o complicado el proceso de comprar una vivienda sobre plano, ten en cuenta que el conocimiento es poder. Al entender tus derechos y asegurar transparencia en cada paso, no solo proteges tu inversión, sino que también allanas el camino para una experiencia de propiedad segura y satisfactoria. ¡Recuerda, un comprador bien informado es un comprador confiado!

¿Pensando en comprar sobre planos en Mallorca? 

Te invitamos a descubrir nuestra promoción exclusiva en la calle Aragón de Palma. Cierra una cita y conoce de cerca esta oferta única durante todo diciembre. 

¡No pierdas la oportunidad de dar el siguiente paso hacia tu nueva inversión!

¿Podemos ayudarte?